lunes, 22 de mayo de 2017

Las Fases de la enfermedad según la Biología de las Emociones


2- Fase de Reparación o fase Post-Conflictolisis (PCL):
También llamada «fase vagotónica o de reparación», es la fase caliente. En algunos procesos de la enfermedad, la fase de reparación puede presentar, según Hamer, síntomas más graves que la propia fase aguda. La duración de ambas fases guarda una relación proporcional. Esta fase se divide en dos partes separadas por la crisis épica o epileptoide (CE):...

2.1. Fase PCL-A o exudativa: se inicia cuando hay un cambio en relación a la situación de estrés que percibe la persona. A partir de este punto se activan los procesos fisiológicos de llevar agua y líquido seroso a las áreas del cerebro relacionadas con el órgano afectado. Se produce un edema cerebral que causa de los típicos síntomas de curación, como dolores de cabeza, mareos o visión borrosa, según la zona del cerebro involucrada. En esta fase, el estado de vagotonía se manifiesta en:
Plano psíquico: sensación de gran alivio.
Plano vegetativo: vagotonía constante, fatiga, manos calientes, puede haber fiebre, disminución de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial, dolor, inflamación. Disminución de los niveles hormonales con acción simpaticotónica (cortisol, adrenalina, etc.)
Plano cerebral: edema en el foco de Hamer cerebral. Los anillos en forma de diana se difuminan por la presencia de liquido seroso, produciendo los síntomas mencionados previamente.
Plano orgánico: aparece edema en el órgano correspondiente. La manifestación en el órgano también depende de la capa embrionaria de la que proviene el tejido y del área cerebral involucrada. En los tejidos derivados del endodermo y del mesodermo antiguo se produce reducción o degradación de masa por la acción de hongos o bacterias, con una disminución de la función. Cuando faltan los microbios, el tumor permanece y queda enquistado. En los tejidos derivados del mesodermo nuevo y del ectodermo también hay una disminución inicial de la función, con una proliferación celular, es decir, la reconstrucción de la necrosis y las úlceras con la ayuda de bacterias o virus.
2.2. La crisis épica, Epiléptica o Epileptoide (CE): En el punto más bajo de la fase de reparación, el cerebro acciona un pico simpaticotónico que pone a la persona nuevamente en la actividad del conflicto.
Según Hamer, la CE tiene unas características muy claras: el individuo vuelve al estado de estrés o simpaticotonía y se repiten los síntomas vegetativos. Su duración es variable, desde unos segundos hasta varias horas, dependiendo del órgano implicado y la duración del conflicto.
La persona tiene sueños recurrentes, puede tener derrames cerebrales, ataques al corazón, de asma, de migraña o de epilepsia propiamente dicha. Son solo algunos ejemplos de esta crisis. En algunas ocasiones la CE puede pasar desapercibida, puesto que a veces tiene lugar durante el sueño.
2.3. Fase PCL-B o cicatricial: una vez que el edema ha sido superado gracias a la crisis epileptoide, la neuroglia, que es el tejido cerebral conectivo, lleva a cabo la reparación en el cerebro. La cantidad de glía que se acumula depende del tamaño del edema. En esta fase el estado de vagotonía se manifiesta en:
    Plano psíquico: se detiene el pensamiento compulsivo.
    Plano vegetativo: la calidad de la vagotonía es diferente a la de la fase PCL-A, el ritmo nocturno se extiende, aumenta el apetito y el peso y continua la eliminación de líquido que empezó en la crisis epileptoide.

    Plano orgánico: la manifestación también depende de la capa embrionaria dela que proviene el tejido afectado. En los tejidos derivados del endodermo y el mesodermo antiguo hay un encapsulamiento o caseificación (necrosis tisular) con calcificaciones. En los tejidos derivados del mesodermo nuevo y el ectodermo, se forma una cicatriz escamosa donde previamente había necrosis o ulceras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página